Skip links

Tu sitio web importa, más de lo que imaginas

Tu sitio web importa, más de lo que imaginas | marysocoortiz.com

“Tengo 100,000 seguidores en Instagram y otro millón en Facebook: no necesito una página web”

En los últimos meses he escuchado más veces de las que me gustaría esta frase. Emprendedores y dueños de negocios perfectamente establecidos tienen la idea de que si tienen una página de Facebook, un perfil de Instagram o de LinkedIn, un canal de YouTube, o una cuenta en cualquier otra red social, no necesitan tener una página web.

Sin embargo, sin importar las plataformas que estás usando, si no tienes un sitio web la presencia de tu negocio en Internet está diseminada, por no decir desparramada, un tanto caótica y puede que esté haciendo tu vida más complicada de lo que debería ser.

Te explico el por qué.

No eres dueño de la conexión con tu audiencia en redes sociales

Una gran verdad en la que no reparamos. Tristemente, en mis años de experiencia en posicionamiento web y marketing digital, he visto más de una vez como algunas redes sociales han cerrado las fanpages, grupos y perfiles de más de un negocio o emprendedor, o bien, éstas han sido hackeadas. Cuentas que tenían desde los 300 hasta los 50,000 seguidores, de la noche a la mañana. Y vi a dichos emprendedores tener que iniciar nuevamente de 0, por qué, sin su propia página web y una lista de correos, perdieron su audiencia en un abrir y cerrar de ojos.

Sin olvidar que cada plataforma, puede también cambiar sus términos de servicio en cualquier momento, por cualquier razón y sin notificación previa.

Así que, si por alguna razón pierdes el acceso a alguno de tus perfiles en redes sociales: ¿Tienes aún forma de conectar con tu audiencia y tus seguidores?

Si no tienes un sitio web, pierdes credibilidad

Una página web, es el centro de tu presencia online. Es el lugar donde tus posibles clientes pueden encontrar información sobre ti y tu negocio:  quién eres, qué servicios ofreces y cómo contratarte. No olvidemos además, que una página web ofrece más credibilidad por una sencilla razón: luce más profesional que una página de negocio en Facebook.

Al tener una página web le ofreces a cualquier visitante una experiencia consistente con tu marca y debe ser la principal fuente de información de tu negocio. Aquí, la información se la muestras directamente tú a tu cliente, no hay algoritmos de por medio que controlen lo que la gente ve y cuándo lo hace.

Las redes sociales no son un reemplazo de tu página web

No me mal entiendas, no es malo tener perfiles en redes sociales. Al contrario, son una forma excelente de atraer tráfico a tu sitio web y de crecer la presencia de tu marca en Internet. Pero, si quieres que tu negocio prospere y destaque en Internet, necesitas tener una página web.

Cuando la tienes, puedes crear publicaciones en redes sociales que lleven a tu público a tu página a conocer tus productos, servicios, cursos, portafolio, proyectos, etc. Es hasta entonces, cuando las redes sociales se convierten en una de las mejores herramientas de marketing, pues te darán la oportunidad de convertir a tus seguidores en clientes y suscriptores.

Recuerda:

En esta época, si tienes un negocio, necesitas una página web. No es negociable.

¿Necesitas ayuda para crear un sitio web que te ayude a convertir a tus seguidores en clientes? ¡Contáctame!

 

Leave a comment

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.